NERVIOS DE ACERO PARA EL AJEDREZ


Comments: 1
1K

¿Cómo puede uno no ponerse nervioso cuando juega ajedrez? Mucha gente evita discutir este tema, a pesar de ser muy importante. Hay que ser realistas: no somos máquinas. Nuestra condición general, incluyendo nuestra situación psicológica, influye en los resultados en el ajedrez.

 

Probablemente has notado que a veces juegas peor de lo normal. Obviamente que esto no se debe a tu conocimiento ajedrecístico, el cual sigue siendo el mismo. Sino que cuando empiezas a preocuparte por tu oponente y por el resultado final -empiezas a jugar más mal de lo normal.

 

¡ NO TE PIERDAS NINGUNA LECCIÓN EN ESPAÑOL !

 
 

Repito que esto es completamente normal y natural -Somos seres humanos y tenemos emociones. Este problema lo tienen TODOS los ajedrecistas, incluyendo los Grandes Maestros. Si seguimos a los ajedrecistas de élite, encontraremos fácilmente partidas donde estos genios han jugado terriblemente mal. Incluso, se rumora que Bobby Fischer abandonó el ajedrez porque tenía demasiado miedo a perder. Así que todos los jugadores de ajedrez experimentamos este mismo problema en diferentes momentos.

 

 

Esto nos lleva a la pregunta principal: ¿Cómo resolver (manejar) este problema?

 

Primero quiero compartirte este adagio: “Las emociones controlan a las personas débiles. Las personas fuertes controlan sus emociones”.

 

Ahora te daré un consejo que te permitirá dirigir tus emociones por el camino correcto. Aquí está, es una idea muy importante y sabia:

 

Tú NO eres responsable del resultado de tus partidas.

 

Tal vez lo anterior te parezca extraño, por eso quiero explicarlo. Imagínate que Kasparov va a jugar contra un aficionado. ¿Podría Kasparov garantizar su victoria? NO, él no podría. Él no es Dios y no puede predecir el futuro y controlar el destino. Lo que Kasparov podría garantizar es que trataría de ganar, usando todo su conocimiento ajedrecístico y habilidades, PERO, aún así, él no podría estar 100% seguro de ganar.

 

Tú eres el responsable por lo que juegas, PERO no eres el responsable del resultado. Por lo tanto, no tiene sentido pensar y preocuparse por el resultado final.

 

¿Sabes lo que V. Smyslov se decía a sí mismo antes de empezar una partida?

“Mi objetivo es hacer 40 movimientos buenos.

Si mi oponente comete un error, yo ganaré.

Si mi oponente también es capaz de hacer 40 movimientos buenos, serán tablas.

Si mi oponente juega como un genio, yo perderé.”

(Nota: 40 movimientos es el promedio de duración de una partida, pero no hay que fijarse específicamente en el número.)

 

Ahora es interesante que compares con lo que dice un atleta Campeón Olímpico:

“Después de dar cierta vuelta, miro hacia atrás y digo: He corrido tan bien como he podido. Hay que estar contento con el resultado y seguir entrenando. No hay que presionarse -Así como no me gusta que alguien más me presione. Tus esfuerzos son lo más valioso en la vida, ni siquiera el resultado final…”

 

——————————————————->

Saquemos una pequeña CONCLUSIÓN. Al jugar ajedrez, tu objetivo es usar todo tu conocimiento y habilidades, seguir un sistema de pensamiento correcto y hacer los mejores movimientos de acuerdo con eso.

 

Si esto es suficiente para ganar -Será estupendo.

 

Si no -Esto sólo quiere decir que necesitas seguir entrenando y mejorar tu nivel en general.

 

En el siguiente artículo, te daré otro consejo al respecto. :)

(Compártele este artículo a tu grupo de amigos. En especial, a aquéllos que se desesperan más cuando se acerca una partida.)

Comments
Comments: 1

Comments 1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Like this Post?

Sign up for my blog updates and never miss a post.

SEND

You May Also Like This